Bajo precio de la cebolla ahoga a sus productores.

Sacos repletos con cebolla están en los campos del valle Chagüitillo, en el municipio de Sébaco, Matagalpa, donde los productores se quejan por falta de compradores y resienten los bajos precios que algunos comerciantes han ofrecido pagar por el producto, que ha entrado a la etapa de máxima producción en tres departamentos al norte del país.

Mientras tanto, algunos productores ya están recibiendo los cobros de las entidades que les brindaron el financiamiento para el ciclo productivo 2017-2018 y tocará vender las fincas para poder pagar, señaló Ernesto Vallejos Espinoza, quien tiene más de 25 años dedicándose a la producción de cebolla.

Productores de los departamentos de Matagalpa, Jinotega y Estelí coincidieron este miércoles 31 de enero en Sébaco, responsabilizando al Gobierno por la crisis del sector cebollero al haber ampliado el margen del supuesto consumo nacional de cebolla, pasando de 48,000 a 70,000 quintales mensuales.

El excedente mensual de 22,000 quintales por importaciones en el último semestre de 2017 y la importación adicional de 30,000 quintales de cebolla en diciembre pasado, habrían dejado un remanente superior a los 130,000 quintales de ese producto en los mercados del país, estimó Alexander Cruz, representante de los cebolleros de Jinotega.

Nuestro sector está en una crisis total, la producción nacional está en los plantíos y los comerciantes no aparecen porque tienen cebolla importada de Holanda, comentó Cruz, agregando que esto se lo debemos al presidente del Banco Central (de Nicaragua), Ovidio Reyes, porque impuso esa cuota de importar 30,000 quintales en diciembre y eso no debió suceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + ocho =

Pin It on Pinterest