Fuerza Popular se divide y ya no son mayoría en el Congreso de Perú.

La pugna por el control de Fuerza Popular que libran los hijos del indultado ex presidente Alberto Fujimori, Keiko y Kenji, divide al principal partido opositor de Perú, que perdió la mayoría absoluta en el parlamento.

Tras la expulsión, el martes, de Kenji Fujimori y dos legisladores de la bancada de Fuerza Popular (FP), este miércoles otros siete congresistas renunciaron a la bancada, con lo que Fuerza Popular (FP, derecha populista) se queda con 61 escaños, cinco menos que la mayoría absoluta.

Quiero agradecer a mis colegas congresistas que me acompañan por la firme decisión de haber tomado un paso trascendental de renunciar a la bancada de Fuerza Popular, dijo Kenji Fujimori en conferencia de prensa.

El hijo menor de Fujimori, de 37 años, anunció que la renuncia es irrevocable, aunque la ley actual impide que los congresistas expulsados o renunciantes de un partido puedan formar su propia bancada o ingresar en el grupo mixto. Solo el Tribunal Constitucional puede eliminar dicha norma, conocida como la ley de la mordaza.

El partido Fuerza Popular había abierto en diciembre un proceso disciplinario contra Kenji por haber evitado -junto a otros nueve legisladores- la destitución por el Congreso del presidente Pedro Pablo Kuczynski, acusado por el partido de mentir en un caso de presunta corrupción por unas asesorías al gigante brasileño de la construcción Odebrecht.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =

Pin It on Pinterest