Organizaciones de mujeres decretan 8 días de duelo.

Las ciudadanas de Nicaragua que se dedican a la defensa y promoción de los derechos de las mujeres se unieron al paro internacional y declararon duelo, que empezará desde 01, hasta el ocho de marzo, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, con el fin de visibilizar el aporte de las féminas a la sociedad y exigir que cese la ola de violencia desatada desde el inicio del 2018.

Las representantes de los movimientos feministas de Nicaragua: Hayzell Soza de la Red de Mujeres de Estelí, Eveling Flores de la Red de Mujeres Contra la Violencia, Ana Quirós del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), Fátima Miñón, de Alianza de Centros de Mujeres; María Teresa Blandón, del Movimiento Feminista; Magaly Quintana, de Católicas por el Derecho a decidir y Martha Munguía, del Movimiento Autónomo de Mujeres presidieron la presentación en la que invitaron a los nicaragüenses a rendir tributos a las víctimas de femicidio, portando un lazo negro durante ocho días.

El paro internacional se creó por un evento de violencia contra la mujer en Islandia en 1976, pero desde el 2016 se ha venido impulsando a nivel internacional y, desde hace un año las organizaciones de mujeres de Nicaragua se unieron a la declaración de duelo internacional.

El próximo ocho de marzo las mujeres nicaragüenses se manifestarán desde los diferentes departamentos del país con una variedad de actividades. Las defensoras de los derechos de mujeres expresaron que las ciudadanas siguen sufriendo discriminación desde la sociedad y los gobiernos.

Parte de la discriminación identificada por los movimientos feministas se refiere a la desigualdad de los salarios entre hombres y mujeres, programas sociales reducidos, explotación de la fuerza laboral, condiciones extremas de explotación, falta de regulación del Estado de Nicaragua a las maquilas que contratan a mujeres bajo condiciones de trabajo inapropiadas, despojo de tierras y otros aspectos.

Los movimientos feministas rechazaron el incumplimiento de la ley cincuenta, cincuenta que divulga el Estado de Nicaragua a nivel internacional, ya que aseguraron que en las instituciones “los hombres son el monopolio”, por lo cual las feministas no ven de qué sirve “si no tienen el permiso para hablar o disentir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =

Pin It on Pinterest