Pese al clima nublado de los últimos días, ambientalista vaticina un verano prolongado.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Las variaciones que ocurren en el clima, a consecuencia de la intervención humana en el medio ambiente, hacen que el desarrollo normal de las estaciones sean inciertas. De acuerdo al análisis del ingeniero Bayardo Saúl Vargas, el invierno del 2018 se haya desarrollado adecuadamente en el departamento, pero ya hay pronósticos de un verano prolongado.

En entrevistas anteriores, este aficionado ambientalista, hizo referencias en la urgencia de comenzar a practicar medidas en las unidades productivas, sin embargo ahora, ve necesario que ya se comiencen a vislumbrar estrategias hasta en los hogares, ante la advertencia de posible escasez del vital líquido.

“Hace unos 60 años que cayeran lloviznas en este tiempo era común, no obstante, en la medida que fuimos despalando sin piedad y explotando los recursos como si no hubiese un mañana, es que perdimos varias manifestaciones del medio ambiente. Gracias a Dios el año pasado se desarrolló sin pormenores, pero los expertos están anunciando la entrada del fenómeno del Niño en marzo, esperemos que sus embates no sean de gran magnitud”, mencionó Vargas.

Explica que las primeras manifestaciones del verano son evidentes, la vegetación está cambiando y el viento seca poco a poco las fuentes de agua que se recuperaron durante el invierno; ante esas señales es hora de hacer algo e iniciar a auto regular el consumo del líquido en nuestras casas.

“En Juigalpa nos parece que tenemos agua de sobra porque tomamos del Lago, se nos olvida que hace un par de años el Lago nos advirtió que se puede agotar y ponernos en graves problemas. Rehusar el agua que lavamos para regar el patio, las duchas cortas y economizarla cuando lavamos los trastos, debe ser una medida permanente”, recomendó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =

Pin It on Pinterest