La educación podría frenar la violencia contra las mujeres.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
Para el ambientalista y abogado, Bayardo Saúl Vargas, no es la reforma al marco jurídico penal de Nicaragua que ayudará a frenar la violencia hacia las mujeres, sino, campañas dirigidas a fortalecer los valores a lo interno de la familia y de no tomarse las medidas pertinentes, este flagelo puede complicarse más.

“Los enemigos de la violencia queremos que la violencia sistematizada y como un problema estructural que afecta a las mujeres, cese lo más pronto posible, trabajando en la eliminación de los patrones culturales que se cargan desde nuestros ancestros”, dijo Vargas.

Cree este profesional del derecho, que el primer paso del Estado debe estar dirigido a fortalecer la educación y desde ahí, se cultivarán los valores requeridos a la nueva generación que en los años venideros incidirá en los diferentes asuntos de la nación.

Cada día preocupa más a las defensoras de los derechos de las damas como crece la violencia y muestra de eso, es que de enero a la fecha 16 mujeres han sido privada de sus existencias en Nicaragua y en reiteradas ocasiones, este sector ha solicitado seguridad.

Un análisis que realizó católicas por el derecho a decir, a través del Observatorio Voces, indica, que en diez de los casos las víctimas tenían edades comprendidas entre 35 a más de 51 años. Igualmente prevalecen los escenarios privados utilizados por los femicidas para quitarles la vida a las damas. En catorce de los casos los crímenes fueron perpetrados en esos espacios y solo dos fueron cometidos en sitios públicos.

De acuerdo al Mapa de la Violencia contra las Mujeres, Chontales no representa un peligro para la población femenina. El año pasado sólo se registró un femicidio y en lo que va del 2018 las estadísticas están en cero, mientras en 2016 no se computó ningún hecho que le privará la vida a una dama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − dieciseis =

Pin It on Pinterest