Guatemala está en la mira de Estados Unidos.

Estados Unidos dijo este fin de semana, que investiga el despliegue de vehículos militares donados a Guatemala en las afueras de la sede de una comisión antimafias de la ONU, cuya misión en ese país el presidente Jimmy Morales abruptamente puso fin.

“Estados Unidos está vigilando de cerca que todo el equipo donado para la aplicación de la ley en Guatemala sea usado de manera apropiada y según los acuerdos bajo los cuales fueron donados”, informó la embajada norteamericana en un comunicado.

Morales anunció el viernes, rodeado de militares y policías, que no renovará el mandato de la Comisión Internacional Contra la Corrupción en Guatemala (Cicig) que lo investiga por supuesto financiamiento ilícito en las elecciones que lo llevaron al poder en 2015.

Previo al anuncio, vehículos militares se estacionaron en las cercanías de la Cicig en la capital guatemalteca, y se retiraron poco después de la declaración del gobernante. La embajada estadounidense dijo en el comunicado que desde 2013 ha donado 148 vehículos al Gobierno de Guatemala.

Precisa que esos automotores fueron donados para “que las Fuerzas de Tarea Interinstitucionales Tecún Umán, Chortí, y Xinca combatan la actividad criminal y el narcotráfico en las fronteras de Guatemala” con México, El Salvador y Honduras. “Varios de estos vehículos fueron observados recientemente en la Ciudad de Guatemala, incluso cerca de la sede de la Cicig y de la Embajada de los Estados Unidos”, afirmó.

La Cicig fue creada a través de un convenio con la ONU en 2006 y empezó a funcionar un año después. Desde entonces, su mandato ha sido renovado cada dos años y el actual vence en septiembre de 2019. Con la decisión contra la Cicig, Morales contravino su promesa de campaña de ampliar hasta 2021 el mandato del organismo internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =

Pin It on Pinterest