Pobladores del barrio 17 de julio exigen la reparación de sus calles.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Innumerables dificultades atraviesan los habitantes del barrio 17 de Julio-Juigalpa, desde que se intensificaron las lluvias en el departamento. Su dirigente, Mario José Fernández, explica que lo más preocupante es el difícil acceso.

Fernández expone que justo en la entrada del barrio, por el deterioro de la calle principal y el tipo de tierra, se ha creado un enorme charco y en algunos extremos se convirtió en fango; cruzar a pie o en medio de transportes, representa un peligroso.

“Yo que tengo una motocicleta, debo dejarla en casa de un pariente que vive en otro barrio, porque además que hay probabilidades de resbalarme, me puedo quedar atascado, de igual manera muchos niños van a clases y pasan serias dificultades para cruzar, al problema se agrega que no entra ninguna ruta; pasar a pie es obligatorio”, describió el dirigente.

En el 17 de Julio habitan aproximadamente 90 familias, en un censo realizado por Mario José hace varios años, se deja entre ver que la cifra supera las 300 personas entre niños, adultos y ancianos, pero afirma que el número de afectados es mayor pues la población ha crecido.

En lo referente a inundaciones y proliferación de enfermedades de la temporada, detalla que no registran ninguna afectación y aunque todavía no reciben las brigadas de fumigación y abatización, tampoco registran casos positivos de Dengue Chikungunya o Zika.

“Ha aumentado la reproducción de zancudos, yo espero que pronto lleguen a fumigar, ya he invitado a la población a ser cuidadosos y limpiar, muchas otras enfermedades se previenen con la limpieza”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 10 =

Pin It on Pinterest