Barrios periféricos de Boaco vulnerables a las precipitaciones.

Cortesía de Melvin Rodríguez.
Ciudad de Boaco.
Los pobladores del barrio Anexo San Miguel, en la zona localizada a un costado del río Fonseca y el asentamiento del barrio Hugo Chávez, en Boaco, son parte de los sectores que más resienten el paso de las fuertes lluvias en ese departamento.

De acuerdo a los pobladores del Anexo San Miguel, las lluvias ponen en evidencia la necesidad de un puente peatonal, que les permita cruzar el río sin la necesidad de entrar en él, puesto que los aguaceros de la última semana han subido el caudal del Fonseca y ha tapado la mayoría de piedras colocadas ahí como camino.

“Aquí necesitamos un puente para pasar el río, del otro lado del río hay muchos niños que tienen que ir a clases y a veces pierden el día porque el río no los deja pasar, no hay medio de cómo pasarse”, refirió Sebastiana Rivera, pobladora del sector.

Rivera señaló que no solo el barrio se vería beneficiado, puesto que los pobladores de varias comunidades, entre ellas, la comarca El Aguacate, podrían usar el puente. De momento, todos deben pasar el río caminando dentro del agua.

“Ya se han colectado firmas para hacer el puente, tenemos años de estar con esa inquietud, pero al final no sé nada”, agregó Rivera. Mientras tanto, en el asentamiento ubicado al fondo del barrio Hugo Chávez, el aguacero empeora la condición precaria en la que viven las familias, ya que todas las viviendas están construidas a base de ramas, plástico negro y en el mejor de los casos, láminas de zinc.

Según el poblador Néstor Roque, cada vez que llueve, la mayoría de los pobladores se moja en el interior de sus viviendas. “Nos mojamos porque no tenemos las condiciones, como usted mira también el terreno es arcilloso, lodoso pues, y esa son las afectaciones que tenemos”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =

Pin It on Pinterest