Joven abortó por supuesto maltrato carcelario.

Elsa Valle Montenegro, la universitaria que fue liberada de la cárcel de mujeres La Esperanza, donde guardaba prisión acusada de varios delitos por participar en las protestas estudiantiles, reveló que sufrió un aborto y aseguró que fue por los maltratos que sufrió mientras estuvo recluida.

La joven, de 19 años, afirmó ayer a El Nuevo Diario que fue a visitar a su ginecólogo, quien la sometió a un ultrasonido, por medio del cual descubrió que presentaba una severa infección vaginal debido a un aborto. El producto que perdió tenía tres meses de gestación.

“La verdad que mi ginecólogo me asustó cuando me dijo que tenía que estar preparada para todo. Aún tenía la esperanza de que estaba embarazada, pero el médico me explicó los resultados del ultrasonido”, dijo la muchacha.

Valle atribuye la pérdida de su criatura a los maltratos que recibió desde su captura, cuando agentes policiales la lanzaron a la tina de la patrulla y enviada a las celdas de El Chipote, donde según las denuncias de su familia y de ella misma, fue sometida a maltrato físico y psicológico.

Tras un proceso judicial al que fue sometida, fue trasladada a la cárcel de mujeres La Esperanza, donde según su relato, continuaron los maltratos de todo tipo. Entre otras cosas dijo que era obligada a realizar sentadillas estando desnuda, no tenían condiciones higiénicas en la celda y el baño, y había mucha contaminación.

Además, denunció que no les daban atención médica adecuada ni medicamentos cuando los necesitaban. “Ese maltrato no crea que terminó una vez que me remitieron a la cárcel La Esperanza ahí continuó. En agosto tuve una hemorragia, se me vinieron como cuatro coágulos de sangre, pensé que era mi período pero no, era el aborto, porque me dio temperatura y empecé a temblar”, recordó Valle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =

Pin It on Pinterest