Jóvenes de la Diócesis de Juigalpa se alistan para el encuentro con el Papa Francisco.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Desde mil 985, cuando el PAPA San Juan Pablo II celebró la primera Jornada Mundial de la Juventud, el evento ha despertado interés y alimentado la fé, convirtiéndose en una de las actividades más importantes de la iglesia.

En 2019 la Jornada se llevará a cabo en Panamá, convirtiéndola en una fiesta Centroamericana. De acuerdo a las declaraciones de Héctor Miranda, ex coordinador y asesor de la Pastoral Juvenil en la Diócesis de Juigalpa, la importancia de este encuentro radica en la fé universal.

“A más de del significado espiritual, Nicaragua tendrá la oportunidad, junto a Costa Rica y Panamá, de recibir a miles de peregrinos de distintas partes del mundo. Esta idea surgió en España al ver que los jóvenes llegaban hasta una semana antes al país sede, en lugar de tenerlos desocupados lo ideal es que compartan, oren y conozcan algunas Diócesis”, explicó.

Contó posterior, que serán los mismos jóvenes los que elegirán en qué país desean pasar la experiencia. Previo a la Jornada, una delegación tendrá el reto de presentar y describir las costumbres y cultura que identifican a la Diócesis de Juigalpa, así atraer a los extranjeros.

Advierte Héctor Miranda que es necesario prepararse desde ya para este evento. “Los que van a ir a Panamá, bien, pero es importante que el calor humano, la amabilidad y otros valores sean expresados en el momento que recibamos a los jóvenes”, dijo.

La Jornada Mundial de la Juventud promete reavivar el turismo y la economía, pero sobretodo la identidad espiritual y cultural de Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 3 =

Pin It on Pinterest