Caficultores temen un impacto negativo en las relaciones de negocios.

Los caficultores del país, así como los empresarios del turismo y otros sectores económicos, temen que la crisis que enfrenta Nicaragua tenga un impacto negativo en las relaciones de negocios que habían cultivado en los últimos años en el exterior. “Hay una preocupación total (en el sector cafetalero)”, sostuvo el productor y exportador del rojito, Julio Peralta.

“Todo (en relación con las exportaciones de café) ya regresó relativamente a la normalidad, pero sí lógicamente hay bastante tensión en el ambiente, tanto a nivel nacional, como internacional. Los tostadores y los compradores están algo nerviosos, porque temen no poder recibir el producto a tiempo, porque la semana antepasada se dio el conflicto y debido a algunos atrasos en los trámites algunas exportaciones se detuvieron”, comentó el presidente de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN), Carlos Bendaña.

“Sin embargo, les hemos estado explicando que eso fue momentáneo y que esperamos que todo volverá a la normalidad y que no tienen por qué preocuparse”, agregó el presidente de ACEN, quien también es productor y exportador.

Peralta, presidente de la empresa Peralta Coffees, explicó que “la gente que está en el negocio del café (compradores y tostadores internacionales) es muy sensible a todos los temas que tienen que ver con disturbios en los países productores”.

“El café es un rubro que requiere de una planificación de muchos meses antes a la exportación”, indicó Peralta, matizando que “mientras los árboles están floreciendo en las fincas cafetaleras, se están haciendo los contratos de la próxima cosecha con los compradores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + dieciocho =

Pin It on Pinterest