Evangélicos se convertirán en pescadores de hombres.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Bajo el signo de iglesia multiplicadora como parte de un proyecto evangelístico que busca alcanzar almas para Cristo, el pastor Manuel Romero guía de los fieles que asisten a la Iglesia Bautista, informó sobre una jornada de oración por los jóvenes y su papel en la evangelización.

“Todos estamos llamados al discipulado y aunque estamos contentos con la respuesta de las familias en la ciudad, vemos las iglesias llenas de adultos o personas de la tercera, muy pocos jóvenes se están integrando mucho menos colaborando y Jesús nos ha llamado a reunir su rebaño”, mencionó el religioso.

Lamentó que en la actualidad los principales problemas sociales involucren a la población joven (suicidios, drogadicción, embarazos a temprana edad o prostitución) y lo peor, es que según los padres de familia con los que ha interactuado es que muy pocos tienen fe o interés de acercarse a Dios.

“Todos los cristianos estamos llamados a hacer ayuno y alabarlo con oraciones; él sabe qué hacer por nuestros jóvenes y nos dará sabiduría para actuar, los papás están claros que además de las alabanzas hay que hablar con ellos de Dios y a través de eso cambiar sus vidas, no solo en la iglesia que yo guio sino en el resto que conforman el Consejo de Pastores”, dijo.

El reverendo explica el proceso que manejan con la intención de “multiplicar”, lo extienden a los distintos barrios, casa a casa o identificando puntos en donde necesitan de ellos, es decir, si durante la evangelización determinan que hay alguien que está pasando por una situación difícil, establecen métodos diferenciados, no dejan de visitarlo como si fuese un amigo cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 14 =

Pin It on Pinterest