La cebolla, el tomate y la papa incrementaron sus precios en el Mercado Central de Juigalpa.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Aunque el buen desarrollo del invierno se traduce en mejores posibilidades de obtener una excelente producción, no parece ser lo mismo en la cosecha de perecederos. Esta semana al menos 3 productos registraron alza en sus precios como consecuencia de las precipitaciones.

Luis Galeano, comerciante juigalpino, desde entrevistas pasadas auguraba incremento en varias frutas y verduras consumidas en los hogares de la ciudad o sus alrededores. Efectivamente confirmó que la libra de tomate se cotizará en 10 córdobas o más, antes se ofrecía en 7.

Con respecto a la cebolla, de origen costarricense, la variación es de uno o dos córdobas (en 12 y 13 la libra); “nos anunciaron que por quintal puede aumentar 300 córdobas más, lo que significa que en las próxima semana irá en aumento el precio, lo mismo sucede con la papa, que se comercializa en 10, 13 y 15 córdobas”, dijo.

Galeano objeta que esta variación en los precios se debe, además del comportamiento del clima, a la distancia en la que se obtiene la producción, es decir: se registran pérdidas en el lugar de la siembra, al trasladarlo a los distribuidores, otras unidades se malean, “todo eso repercute en el precio”.

Otros productos que en cualquier momento incrementan su costo son el repollo (cuyo precio actual es de 20 córdobas), el melón, la piña (a 20) y chiltomas (pues ya compran la malla con 100 córdobas más). Además, Galeano insistió en que este cambio es natural en temporada lluviosa y no debe ser tan alarmante, porque no alcanzan costos exorbitantes.

“Gracias a Dios no se han registrado brotes de plagas, ahí si tendríamos serios problemas; desde mi experiencia puedo asegurar que estos precios serán transitorios, en lo que dure el invierno”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − seis =

Pin It on Pinterest