Quesilleras de Santo Tomás se quejan de las bajas ventas.

Por Marvin Miranda Flores.
Santo Tomás-Chontales.
Es evidente la tristeza que reflejan las comerciantes de quesillo, situadas en el kilómetro 179 en Santo Tomas-Chontales, al reportar bajas ventas hasta de un 50% y en la actualidad, solo logran sufragar los gastos del día, pero el sufrimiento no termina ahí, ya que cada noche se preguntan ¿Cómo vamos a pagar nuestras deudas?

La señora Luz Evelia Robles Mendoza, quesilleras de la meseta tomasina, contó que antes de la crisis-sociopolítica vendía alrededor de 100 quesillos y le generaban buenas ganancias, mientras, ahora solo llegan a vender entre 30 y 50.

Otra problemática que enfrentan las féminas que se dedican a la venta de los mejores quesillos de Nicaragua, es el brusco incremento de la leche y a pesar de esto, no han decidido incrementarle el precio a este delicioso producto lácteo, cotizándose el sencillo en 30 y la libra a 90 córdobas.

“Ahorita nosotras (las comerciantes) solo estamos dándole vuelta al negocio, cómo se dice popularmente, sacando lo invertido, pero no nos deja ganancia y esperamos que esto se mejore en los próximos días, para el 24 o talvez el 31 de diciembre”, vaticinó Elizabeth Corea, cariñosamente la “Morenita”.

Afirmaron estas comerciantes, que han sido abandonadas por las autoridades municipales de Santo Tomas, ya que no se les toma en cuenta en las ferias que se realizan o implementar otros mecanismos para levantar un poco las ventas. En esta ciudad existen más de 20 puntos de quesillo y sus propietarias llegan temprano a sus negocios a ofrecer este producto a las personas de tránsito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − cuatro =

Pin It on Pinterest