“Ciclón Bomba” golpea a Estados Unidos.

Un poderoso “ciclón bomba” invernal golpea la costa este de Estados Unidos, con enormes nevascas y un intenso frío: hay miles de vuelos anulados, las escuelas cerraron y hasta el Senado suspendió sus votaciones por el resto de la semana.

La gélida borrasca de nieve y hielo se abatió sobre parte de Florida, Georgia y Carolina del Sur y amenaza ahora con convertirse en una tempestad invernal histórica al avanzar hacia el noreste.

Partes de los estados de Maine, Nueva York y Boston, en la costa este, han tenido o pueden esperar fuertes ráfagas de viento de 80 a 128 kilómetros por hora y hasta 7,6 centímetros de nieve por hora. La tormenta amenaza con dejar a millones sin luz.

Florida, el “estado del sol”, vio la nieve por primera vez en tres décadas en el norte del estado. Su gobernador, Rick Scott, urgió a las personas a prepararse “para un frío extremo, incluido eventualmente nieve, aguanieve o acumulaciones de hielo”.

La borrasca es considerada un “huracán bomba” en un proceso conocido como bombogénesis. Al ganar fuerza a una velocidad increíble, su presión cayó drásticamente, superando incluso el criterio de 24 milibares en 24 horas y bajando esa cantidad en apenas siete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =

Pin It on Pinterest