Cuapa sin agua y pobladores caminan largas distancias para conseguir un poco del vital líquido.

Por Marvin Miranda.
San Francisco de Cuapa.
Desde la segunda quincena de enero 2020, los habitantes de San Francisco de Cuapa se enfrentan a un severo desabastecimiento de agua potable y lo que más les molesta, es que ningún funcionario de Enacal les ha ofrecido una explicación sobre el problema que año con año les agobia.

La escasez del vital líquido ha tomado por sorpresa a los lugareños, porque el racionamiento iniciaba a finales de marzo y se agudizaba en abril, sin embargo, en esta oportunidad descartan los usuarios que la crisis se origine por el agotamiento de las fuentes hídricas que abastecen a San Francisco de Cuapa.

“Yo sé que no es por falta de agua. El rio está corriendo, la quebrada la (Mica) tiene buen caudal y aquí (en Cuapa) ha estado lloviendo. Yo oí decir que la tubería por la cual se distribuye el agua del tanque de captación se había dañado”, dijo el señor Néstor Suárez Urbina.

Debido a la ausencia de agua a través de la cañería, los pobladores se abastecen de un pozo ubicado en el barrio Buenos Aires, de ahí hombres y mujeres, niños y jóvenes, al igual que funcionarios del Instituto San Juan Bautista, llegan a abastecerse del vital líquido.

A finales de enero, el gobierno anunció un plan de abastecimiento de agua potable por medio de cisternas a las comunidades más golpeadas por el verano, pero no todos los habitantes de Cuapa han recibido el suministro del vital líquido a través de este sistema y esperan mayor fluidez.

No sólo el desabastecimiento molesta a los abonados de Enacal, sino también, la puntualidad con la que llegan los recibos y a veces presentan un cobro alterado. “Me gustaría que la empresa no nos cobre los día que no hemos tenido el servicio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest