Fujimori pide al Gobierno peruano que evite su entrada en prisión: “Mi corazón no lo va a soportar”.

El ex presidente peruano Alberto Fujimori ha afirmado casi 48 horas después de que la justicia del país sudamericano anulase su indulto y ordenase su arresto inmediato, que, si regresa a prisión, su corazón “no lo va a soportar”.

“Quiero pedirle al presidente de la República [Martín Vizcarra] y a los miembros del poder judicial una sola cosa: por favor, no me maten, si regreso a prisión mi corazón no lo va a soportar, está demasiado débil para volver a pasar por lo mismo”, ha dicho Fujimori, de 80 años, en un mensaje difundido por una emisora nacional.

El autócrata, condenado en 2009 a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad —entre ellos, secuestro, asesinato y lesiones—, recibió el indulto a finales del año pasado por el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski cuando este atravesaba un periodo de máxima debilidad política y necesitaba del apoyo de la bancada fujimorista.

“No me condenen a muerte, ya no doy más”, ha agregado el ex mandatario, que gobernó Perú entre 1990 y 2000 y que, tras la anulación de la medida de gracia, está ingresado en un centro hospitalario de Lima. No ha sido hasta la noche del jueves cuando el presidente Vizcarra se ha referido públicamente a la decisión judicial, que amenaza con dificultar aún más su ya de por sí compleja gobernabilidad.

El mandatario, que sustituyó a Kuczynski tras su dimisión, ha asegurado que debe respetar la resolución, así como aceptó el indulto que otorgó su predecesor. “El año pasado el presidente Kuczynski otorgó el indulto y yo respeté la decisión. Han pasado nueve meses y el Poder Judicial toma la decisión de dejarla sin efecto. Comprendo que es una situación difícil, pero quizá más rápido llega a la segunda instancia del Poder Judicial [el tribunal que atenderá la apelación]”, ha explicado.

Durante su discurso, Vizcarra ha aludido a una propuesta que ya planteó Kuczynski en su campaña presidencial en 2016, cuando ofreció, si llegaba a la presidencia, no indultar a Fujimori, pero sí promulgar un proyecto de ley -previamente aprobado por el Congreso- para que los mayores de 80 años terminen de cumplir sus condenas en arresto domiciliario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + once =

Pin It on Pinterest