Cardenal prohíbe protestas en el interior de las iglesias.

El cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, dijo este domingo en la parroquia San Juan Bautista, en La Concha, Masaya, que “las iglesias son templos de oración y no de manifestación, porque se crea tensión en la feligresía”.

“En las iglesias católicas no podemos andar viendo quién es quién, ni prohibir la entrada a nadie, a las iglesias se llega a adorar a Dios, a escuchar la palabra de Dios. No podemos cerrar las puertas a nadie, sí, pedimos respeto hacia los sacerdotes y los templos”, indicó el cardenal.

Dijo que toda persona que desee manifestarse puede hacerlo en los atrios de las iglesias, pero no dentro de ellas, ya que a muchos fieles católicos les ha molestado que haya manifestaciones dentro de los templos por las tensiones que esto crea. El prelado afirmó que “oramos permanentemente por todas aquellas personas que han perdido la vida, por los privados de libertad, para que pronto el Señor les dé la oportunidad de regresar a sus hogares”.

También hizo el llamado a que sigan orando por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), por la paz de Nicaragua, por el papa Francisco y porque pronto reine la paz en el país. El padre Luis Herrera, rector de la Catedral Metropolitana, coincidió con el cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano en que las iglesias son para orar, no para protestar.

“El papa Francisco nos ha dicho que la mejor manera de ayudar a la Iglesia es buscar la justicia y la paz, es orar. Primero hay que orar y la catedral es un espacio para oración”, dijo el sacerdote. Herrera explicó que como Catedral y como iglesia arquidiocesana nunca han invitado a misa de protestas, porque la misa no es de protestas y no hay misa de protestas. Luego, instó a no dejarse llevar por algunas publicaciones en las redes sociales, porque a veces son imprudentes y agitadores.

Juan Sebastián Chamorro, presidente de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, respaldó la amonestación de los religiosos porque los domingos son momentos para reflexionar y acompañar a la Iglesia. “Venimos en un acto de solidaridad con la Iglesia, con los pastores. La iglesia es un lugar para acercarse a Dios para orar, no es un lugar para hacer protestas dentro”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =

Pin It on Pinterest