Estudiantes ven injusto cortar el 6% a la UCA.

 

Laxmi Peralta, de 21 años, es una estudiante activa de la Universidad Centroamericana (UCA), donde cursa el quinto año de Arquitectura con una beca arancelaria del 100% que recibió en 2015. Es parte de los miles de beneficiados con el 6% del presupuesto estatal que recibe este centro jesuita.

En 2017, según el último reporte de la UCA, de 9,189 estudiantes, un total de 4,858 reciben subvenciones parciales o completas otorgadas con el presupuesto estatal para las universidades, que la progubernamental Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) solicitó este lunes que le quiten.

Peralta expresó su agradecimiento a los nicaragüenses que con sus impuestos han contribuido a formarla profesionalmente durante los últimos cinco años, pero se mostró alarmada por la amenaza que hizo este lunes Luis Andino, presidente de UNEN, al solicitar a la Asamblea Nacional que excluya a la UCA de la partida del 6%.

“Sería un grave error” quitarle el 6% a la UCA, afirmó la estudiante de Arquitectura, porque “afectarían a los alumnos activos y a los que quisieran entrar y no tienen la posibilidad de pagar una universidad privada”. “Hay alumnos que vienen de los departamentos y dicen que en las universidades que hay ahí no imparten Arquitectura; entonces buscan Managua”, comentó Laxmi Peralta.

Ella cursa una de las carreras más caras de la UCA y admite que si no hubiera tenido una beca, sus padres habrían tenido que pagar entre 1,200 y 1,500 dólares anuales, lo que para muchas familias es difícil. Las autoridades de la UCA han demandado respeto a los derechos humanos y civiles de los nicaragüenses, en especial de los estudiantes universitarios, tras la represión gubernamental a las protestas iniciadas en abril; y el rector José Alberto Idiáquez participó en el diálogo nacional como parte de la sociedad civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =

Pin It on Pinterest