Venta caballitos de palo anima a comerciantes de Juigalpa.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
A parte de la instalación de los juegos mecánicos y la venta de ropa en puestos improvisados, los caballitos de palo abarrotan los corredores del parque central de Juigalpa. Los comerciantes locales los incluyeron en su oferta motivados por una edición más del desfile A Caballito de Palo, donde se espera participen unos 3 mil infantes.

Según doña “Terecita Masaya”, como se hizo llamar, es la primera vez que invirtieron una buena cantidad para ofertar los ya populares juguetes que no solo pueden ser usados en el desfile, también en horas de recreación de los infantes y así mantener viva la monta de caballo, como una actividad propia de la identidad local.

Aunque el reconocimiento se lo llevan los artesanos de Masaya, dicha mercadería ha servido de impulso en la decanten economía en la que se encontraban la mayoría hasta hace unos días; esta comerciante cuenta que el movimiento que generan las fiestas son ideales para recuperarse y por el momento, ha vendido más de 400 caballitos de madera.

“Los caballitos de palo tienen un costo de 60 córdobas, pero además lo complementamos con la venta de sobreritos de paja a 70 córdobas (ambos son costos de temporada), también nos enteramos que en el desfile los pequeños podrán tocar instrumentos, así que invertimos en tamborcitos, esos los ofrecemos en 180 y 200 córdobas”, detalla.

De igual manera mencionó que las ventas en general están movidas, incluso las frutas que distribuye diariamente, calculando que este año superarán el 50% en ventas. Cabe señalar que no es al único sector al que han inspirado, algunas familias están diseñando caballitos de foamy a costos similares, para diversificar así sus actividades económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − catorce =

Pin It on Pinterest