Mujer de nacionalidad rusa atacó con ácido a sacerdote de la catedral de Managua.

 

El padre Mario Guevara Cerda, de 59 años, sufrió un atentado este miércoles con ácido sulfúrico, que le lanzó una mujer de origen ruso, en el interior de la Catedral de Managua. El religioso fue atendido de emergencia en el Hospital Vivian Pellas con quemaduras en el cuello, brazos, mejilla y un ojo. Afortunadamente “las quemaduras no son gravísimas y se someterá a tratamiento en la casa”, tuiteó monseñor Silvio Báez.

La Policía Nacional informó que otras cinco personas también fueron atendidas por el ataque con “ácido desconocido” dirigido contra el religioso. El hecho ocurrió en un momento en que las relaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno están tensas.

La atacante, identificada por la policía como Elis Leonidovna Gonn, de 24 años, tiene nacionalidad rusa; ingresó a la catedral y esperó que el sacerdote bendijera unos crucifijos para lanzarle el químico, estando en la nave central. “Él estaba terminando unas confesiones y salía de la Sangre de Cristo, se detuvo a bendecir unos crucifijos y la mujer se le acercó y le tiró el ácido”, explicó José Pineda, testigo del ataque.

El lugar del ataque quedó salpicado de sangre y en la botella utilizada por Gonn se leía que era ácido sulfúrico. “Nosotros escuchamos cuando él pedía ayuda y se quejaba del dolor”, relató Pineda. Mientras auxiliaban al sacerdote, la agresora intentó escapar, pero fue capturada por un grupo de feligreses.

Bajo la protección de las monjas que se encontraban en el templo, Gonn manifestó, según afirma la hermana Aracely Guzmán, que “el diablo la había enviado para matar a un sacerdote, de no hacerlo, ella moriría”. “Nosotros le dimos asistencia porque ella también se quemó. La muchacha no estaba bien, tenía la mirada viendo al vacío. Le pedimos a la Policía que la trataran bien, porque ella también es un ser humano”, dijo la religiosa Guzmán.

La Arquidiócesis de Managua, en un comunicado, lamentó el ataque e informó que el padre Mario Guevara, quien es Vicario de catedral, fue trasladado a un hospital por el sacerdote Luis Herrera. “Agradecemos sus oraciones por la salud y recuperación del padre Mario Guevara, quien tiene 59 años de edad y sufre diabetes. Invitamos a todos los fieles a sumarse en oración por todos nuestros sacerdotes en este novenario en honor a la Inmaculada Concepción de María”, indica el comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 15 =

Pin It on Pinterest