Nicaragua registra incremento de la tuberculosis.

El pasado año se reportaron más casos de tuberculosis en el país, en comparación con años anteriores, porque el Ministerio de Salud (Minsa) mejoró el sistema de detección de esta enfermedad, aseguran expertos, quienes advierten de que esto no significa que haya un brote de tuberculosis.

“Ahora tenemos métodos más específicos para establecer el diagnóstico de la tuberculosis. Entonces estamos identificando casos con más frecuencia. Además que hay un mejoramiento en la sospecha clínica, pero no es que tengamos un brote de tuberculosis en el país”, explica el neumólogo Eduardo López.

Por su parte, el médico internista Neri Olivas señala que en los últimos meses del año pasado se atendieron más de 1,700 casos sospechosos de tuberculosis. Uno de los métodos modernos que están implementando en los hospitales privados del país se llama QuantiFERON.

Esta es una prueba sanguínea que detecta la presencia de la bacteria de la tuberculosis, explica López. A los niños que se sospeche que tienen esta enfermedad se les está realizando una broncoscopia para diagnosticarlos. Esta última es una exploración en los pulmones que se realiza a través de una cámara y se extrae una muestra para analizarla.

Según informó en junio del año pasado la vicepresidenta Rosario Murillo Zambrana, en el 2016, por cada 10,000 habitantes había 38 padeciendo tuberculosis. Esto es tres pacientes menos que la estadística que se conoció en el 2007, cuando se explicó que por la misma cantidad de habitantes había 41 personas afectadas.

Asimismo, Murillo Zambrana explicó que son los hombres quienes están siendo más afectados por esta enfermedad y que “la mortalidad por tuberculosis ha pasado de 1.7 por ciento por cada 100,000 habitantes, en el año 2007, a 1.5 por ciento en el año 2016”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 2 =

Pin It on Pinterest