Dirección del Colegio Asunción fortalece la seguridad de los alumnos.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Priorizando la seguridad y esforzándose el doble está la comunidad docente del Colegio Nuestra Señora de la Asunción, quienes conscientes de los riesgos a los que se enfrentan los infantes por ubicarse en el centro de la ciudad, este año decidieron tomar medidas rigurosas para controlar quien entra o sale del recinto.

“No es una novedad que en el centro de Juigalpa reine la conglomeración de personas de las que desconocemos sus intenciones, además se ofrece un número incontable de distractores que perjudican de forma directa el desarrollo de las clases, pensando en eso, las puertas del Colegio están permanentemente cerradas”, declaró la profesora Lisseth Morales Ríos, directora del centro.

Como en el resto de escuelas públicas, mantener la disciplina es un constante reto y afirma, que ya han visto cambios desde que aislaron a los estudiantes, al menos un poco, de los bullicios de afuera; aunque aclara que la idea no es simular un cautiverio, es solo una forma de responsabilizarse y los padres de familia están apoyando la iniciativa.

Con respecto al desarrollo del año escolar, dice orgullosa que el plan se está ejecutando tal y como lo previeron en enero mientras los docentes se capacitaban; el reforzamiento es un éxito y no duda que esta vez el rendimiento académico les evitará complicaciones al final del primer corte evaluativo.

“Si algo tenemos que resaltar es la disposición de los padres de familia de los niños y adolescentes de primaria, ellos son bien activos (desde la preparación de la merienda escolar hasta las actividades culturales), eso nos permite mantener esperanzas y motivar a los papás de los alumnos de secundaria, con quienes tenemos un trabajo pendiente”, añadió profesora Lisseth Morales Ríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 4 =

Pin It on Pinterest