Incendios siguen provocando daños en comunidades cercanas a Juigalpa.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
Desde enero del año en curso, funcionarios del Sinapred impulsan diferentes acciones encaminadas a prevenir las quemas de pastizales. Sin embargo, los resultados no son los esperados y en la última semana de marzo se registraron siniestros que han ocasionado cantidades de hectáreas incineradas.

El primer incendio ocurrido fue el 31 de marzo en la meseta de Hato Grande. Ahí, efectivos de la Defensa Civil, Bomberos, Brigadistas, Sinapred y funcionarios de la Unidad Municipal de Riesgo, batallaron por 6 días sin descanso hasta lograr controlar el siniestro que devoró más de 3 mil hectáreas.

Luego han ocurrido otros incendios en fincas cercanas a Juigalpa, como el contabilizado en los potreros de la finca Batavia y de acuerdo al trabajo desarrollado por los miembros de los Bomberos de la ciudad, lograron neutralizar el fuego, dejando un saldo de 20 manzanas quemadas.

Cada uno de los incendios han sido investigado por las autoridades y lo mejor del caso, es que la mayoría de las quemas fueron provocadas supuestamente por productores los que están plenamente identificados, pero ninguno se encuentra detenido o enfrentando un proceso penal o administrativo.

Ante el incremento de las quemas en diversos puntos del país, el Gobierno de Nicaragua decretó alerta amarilla en 10 departamentos entre ellos, tres de esta región: Chontales, Zelaya Central y Rio San Juan, donde se registran incendios de altas proporciones.

Los funcionarios del Sinapred, esperan que los incendios de pastizales en el corredor seco de Chontales disminuyan, de igual manera, las autoridades encargadas de ejecutar las acciones legales han advertido, que iniciarán a abriles procesos penales y administrativos a quienes provoquen quemas en sus propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + trece =

Pin It on Pinterest