Pasan apuros las pequeñas y medianas empresas a causa de las bajas ventas.

A medias. Así están trabajando las micro, pequeñas y medianas empresas del sector textil vestuario del país, mientras que los productores de cuero calzado se las ingenian para mantener los mismos niveles de producción.

Este comportamiento en la demanda de vestuario y calzado de producción nacional refleja la desaceleración que ha registrado el consumo en el país. En el primer trimestre de este año los resultados de las ventas no han sido alentadores y han reducido el personal a la mitad.

Claudia Ordóñez, presidenta de la Cámara de Textil Vestuario, miembro del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), explica que las empresas que demandan uniformes antes hacían un solo pedido y ahora lo hacen por áreas de trabajo.

“Ha estado bajo en las pymes, esto está a nivel general, en las medianas empresas y grandes con las que trabajamos, tienen dificultades con los pagos, no están haciendo los pagos a tiempo o están comprando la mitad de los pedidos y las pymes que venden en los mercados están reportando lo mismo”, afirmó Ordóñez.

La representante gremial dice que solo el 40 por ciento de las metas establecidas lograron en el primer trimestre del año y que en los dos últimos años han ejecutado un plan de reducción de costo, sacrificando principalmente la mano de obra, calidad de la materia prima y ajuste en los procesos de elaboración para evitar salir del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − quince =

Pin It on Pinterest