La libra de queso ya supera los 50 córdobas.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Cambios relevantes refieren las vendedoras de lácteos de la ciudad, cuyos productos son bastante demandados y esta vez, amenazan con afectar el bolsillo de la población de forma anticipada.

Según Odalis Reyes, una de las más populares comerciantes de dichos productos derivados de la leche, consideran normal el encarecimiento a mediados de febrero, e incluso en 2018 registraron escasez desde la segunda quincena de enero; pero ahora les preocupa que el galón del líquido blanco sufrió variación desde mediados de diciembre.

Según detalla, hasta noviembre compraban el galón de leche a 50 y 55 córdobas, ahora lo adquieren entre 60 y 65, un golpe directo y muy fuerte, más cuando estaban acostumbradas a irle subiendo a los precios de forma gradual.

Con ese incremento la libra de queso pasó a costar 55 el fresco y 60 el ahumado, cuajadas a 45, 50 y 55 córdobas, el quesillo en 75 y la crema a 38 córdobas la libra. De estos, los dos primeros ella los fabrica, por lo que asegura ha sido consiente al colocar los nuevos precios.

“Sabemos que la temporada seca hace que se produzca menos leche, el pasto se marchita, el agua se escasea y algunas vacas destetan (como le decimos popularmente), entonces crece el riesgo del incremento de los precios, pero realmente no lo esperábamos tan pronto, ojalá no se escasee”, añade preocupada.

Con respecto a los márgenes de venta mencionó que han bajado pero no a gran escala, por ser productos de consumo diario la población no deja de demandarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − dieciocho =

Pin It on Pinterest