Plataneros enfrentan uno de sus peores momentos.

La producción de plátanos del departamento de Rivas atraviesa uno de sus peores momentos, a consecuencia de las secuelas que dejó el paso de la tormenta Nate, tras su paso entre el 5 y 6 de octubre de 2017, según productores y comerciantes de musáceas.
Aquiles Sánchez, productor de la isla de Ometepe y presidente de la Asociación de Plataneros de Rivas (Aplari), confirmó que los daños causados por la tormenta ya se están sintiendo directamente con la escasez y el alza de este producto.

“Los plátanos han iniciado a escasear y esto ha provocado que los precios de la fruta se eleven y entre abril y junio la escasez va a ser peor, porque la tormenta Nate golpeó severamente este rubro agrícola y ahora tenemos las consecuencias cinco meses después”, explicó.

Recordó que la isla de Ometepe fue la zona más afectada por tratarse de una zona donde se cultiva la variedad de plátano gigante, pero enfatizó que todos los productores del departamento tuvieron afectaciones entre un 25% y hasta un 100%.

“Después del paso de la tormenta en la Isla de Ometepe, la cosecha es mínima y pasa desapercibida en comparación a su rendimiento habitual, porque a la semana salen más de 240,000 unidades, cuando en años anteriores la producción del día era superior al millón de plátanos y esto explica el catástrofe causado por Nate”, resaltó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 15 =

Pin It on Pinterest