Taxistas de Juigalpa ya no aguantan los altos precios de la gasolina y no descartan un paro técnico.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
Ahogados. Así se siente la mayoría de los taxistas de Juigalpa con el elevado precio de la gasolina y eso, les está mermando sus utilidades y de continuar la ola alcista, no les ajustará ni para garantizarle el mantenimiento a sus unidades y en esa dirección, le solicitaron al gobierno reducir el valor de los combustibles.

“Los incrementos del combustible (los fines de semanas) nos tienen preocupados y no sabemos hasta donde llegará esta situación”, dijo Domingo Narváez, dirigente del sector selectivo y de no bajar el valor de la gasolina, se les hará difícil seguir trabajando.

En la pizarra de la estación de servicio Uno Petrol-Juigalpa, el litro de gasolina súper se vende en 35 córdobas con 15 centavos. La regular se compra en 34.28, mientras en la estación ubicada donde fue la Texaco, el litro alcanza los 35 córdobas con 11 centavos.

Pese a los constantes incrementos de los carburantes, Narváez afirmó, que no le van a aumentar el precio a la carrera de arranque y su principal planteamiento es que el gobierno de Nicaragua le baje a la mayor brevedad el precio a la gasolina y diesel.

“No estamos dispuestos aumentarle el precio a la carrera del taxi, debido a que la población no tiene por qué estar pagando los platos rotos. Como taxista creo que la petición que se le baje el precio al combustible, es una propuesta ajustada a la realidad del país”, expresó el dirigente del sector selectivo.

Ese mismo planteamiento hicieron la semana pasada los presidentes de las cooperativas de transporte de la región central, pero en la actualidad no hay una respuesta, de igual manera, se oponen a un posible reajuste a la tarifa, ya que esa medida impactaría en la economía familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + cuatro =

Pin It on Pinterest