Ventas bajas y rogadas en Granada y Somoto.

La crisis que enfrenta Nicaragua mantiene en zozobra a los pequeños, micro y grandes empresarios de la ciudad de Granada, que trabajan con el turismo. Muchos consultados dijeron estar pensando en cerrar operaciones si la situación no se arregla pronto.

“Estamos pensando cerrar los dos negocios que tenemos porque no hay circulante, no hay turistas y no estamos haciendo nada”, dijo Laura Obando, dueña de un negocio en el que alquilan transporte a los turistas. Es una pareja de jóvenes que además tiene un cíber y venden alimentos en dos negocios.

Ellos alquilan motos a los turistas y realizan viajes al aeropuerto, San Juan del Sur, León y Masaya. “Hemos invertido mucho dinero en los equipos y vehículos. Además alquilamos dos locales y se debe sacar para pagar los servicios básicos y pago a los empleados”, explicó Ricardo Altamirano, dueño del local.

Por su parte, María Auxiliadora Espinoza, quien vende alimentos de forma ambulante, lamentó la situación y aseguró que ante la falta de visitantes a la ciudad no se vende nada. En el parque central se mueve la economía de por lo menos 120 familias. Los vendedores de artesanía dijeron que todo está muerto y los que venden café, comida rápida y chiverías, también se quejaron de la crisis económica.

Gran parte de los comerciantes de frutas, verduras y legumbres del mercado de Somoto, Madriz, registran también bajas ventas desde que iniciaran las protestas. Doña Catalina Alvarenga, propietaria de un establecimiento de frutas, verduras y legumbres, se mostró muy preocupada por la situación que se vive en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + cuatro =

Pin It on Pinterest