“Incremento del polvo…un peligro inminente para la salud pública”, afirma el doctor Xavier Luna.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
No es una novedad que el polvo y la variabilidad del clima representen un riesgo para la salud pública, pero hay que tomar en cuenta algunas acciones que por leves que parezcan, pueden propiciar cuadros de enfermedades muy peligrosas; una de las actividades más comunes en la temporada es visitar balnearios los fines de semana previo a las vacaciones.

Según el doctor Xavier Luna, hay forma de escaparse de al menos 10 padecimientos productos de un chapuzón en piscinas, playas o ríos, e incluso apaciguar su impacto en nuestra salud. El especialista detalla que las afectaciones pueden ir desde deshidratación, hasta infecciones en los oídos.

“Cuando llega esta temporada calurosa en lo único que pensamos al zambullirnos es pasar un rato agradable y refrescarnos, pero se olvida el uso del protector solar, la vestimenta adecuada, si el agua tiene un nivel de cloro adecuado o no está contaminada; si no se consideran esas posibilidades no se sorprendan si desarrollan alergias o infecciones”, alertó.

Luna advierte que todo el cuerpo se expone al agua, por eso es común el enrojecimiento o quemaduras en la piel, afectaciones en los oídos y si la persona accidentalmente ingiere el vital, corre el riesgo de indigestión, infecciones y más; por eso recomienda no exponerse al sol durante mucho tiempo y entrar en contacto con el agua de manera periódica.

De igual manera recomendó evitar zambullirse recién ingerido alimentos o en estado de embriaguez, luego de salir definitivamente del agua darse un buen baño y en todo momento hidratarse bien. Posterior resaltó que es importante cuidar con doble esfuerzo a los infantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =

Pin It on Pinterest