Evangélicos ven necesario preparar a las congregaciones en temas antes vistos como ajenos para la iglesia.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Hace unos años las iglesias solo eran un sitio para encontrarle sentido religioso a la vida, avivar la fe y compartir con otros un credo, sin embargo, con la evolución de la sociedad y la preocupación por temas sociales, se ven obligados a abordar temas como de carácter educativo, por ejemplo la violencia que se vive en las familias.

El tema surte sentido ante el primer congreso que el Consejo de Pastores de Nicaragua en Juigalpa, está organizando para los próximos días, en el que el eje central será la familia. El licenciado Jhony Mejía, profesor de Teología, opina que es necesario preparar a los religiosos en temas antes visto como ajeno a las iglesias y que están creando dolor en la sociedad.

Insiste en que el estudio de las Sagradas Escrituras y las bases de la fe cristiana no están alejadas de los problemas sociales, hay un desafío al leer o interpretar los textos bíblicos que consiste en construir un municipio, departamento y país idóneo para niños, adolescentes, mujeres, hombres y ancianos.

“Vemos cómo hacen falta valores más sólidos, familias más unidas que se griten menos y se amen más, aprender a vencer las dificultades juntos porque uno no elige a su familia. Las iglesias deben convertirse en los bastiones del empoderamiento femenino, igualdad, abrirle oportunidades a los infantes y jóvenes y moldear hombres de buenos”, argumentó.

Al insistir en el papel de las iglesias en la prevención de abusos, violencia y otros problemas en el seno familiar, también expuso que muchas veces los religiosos predican un evangelio de misericordia y amor, pero juzgan, rechazan y lamentablemente hasta son cómplices de maltrato “conocen de las dificultades pero no actúan y eso, no se ve coherente con el evangelio que predican”, enfatizó el teólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − ocho =

Pin It on Pinterest