Franciscanos celebran el mes de la madre de Jesús.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
“Somos naturalmente marianos, el amor a María ha estado presente en cada momento de nuestra congregación. Hemos tenido el privilegio de proclamar ese amor en muchos momentos de la historia”, declaró Fray Marco Antonio Patsán, al preguntarle cómo viven los franciscanos este mes dedicado a la madre de Dios.

Lo primero que resaltó es la transcendencia y la belleza del rezo del Rosario, una forma hermosa de evangelizar a través de cada misterio. Luego recordó con orgullo que son franciscanos quienes traen a Nicaragua la devoción a la Inmaculada Concepción de María, ahora nombrada la patrona de la nación.

Comenta que en la parroquia San Francisco de Asís, desde el primero de mayo motivaron a los miembros de las comunidades programar el rezo del rosario casa a casa. La iniciativa es que cada grupo busca a 30 familias y así fomentar la devoción mariana que encamina al seno de Dios.

“La actividad la vamos a cerrar el 31 de mayo con un alegre encuentro con las madres y el resto de fieles. Mientras en el colegio, se realizará un acto en donde las niñas representarán las diversas advocaciones de la Virgen María con la idea que el resto se apropie del mensaje que cada una ha dado a la humanidad”, explicó el religioso.

Afirma que todo el año debe servir para acercarse al amor materno de María, sin embargo, mayo es representativo por las numerosas actividades a nivel internacional. En lo referente a las advocaciones, dice, no deben ser sinónimo de críticas, pues es la misma virgen que se adapta a la situación para que los devotos se sientan familiarizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − ocho =

Pin It on Pinterest