Transporte escolar no descarta modificar su tarifa.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
El transporte escolar también se ve envuelto en la preocupación del sector por los altos costos del combustible, así lo confirmó Javier Martínez, quien desde hace años presta el servicio de acarreo de alumnos a distintos puntos de Juigalpa.

Al igual que los dirigentes de cooperativas que se niegan al incremento del pasaje, Javier está consiente el duro golpe que esto representaría en la economía familiar, ya endeble por los costos de otros servicios básicos o de la canasta básica.

“Yo trabajo con padres que tienen a sus hijos estudiando en Colegios, es decir, además de pagar la colegiatura pagan mi servicio. Este año yo planeé dolarizar el costo mensual para no sufrir las consecuencias de la devaluación de la moneda nacional, pero ha funcionado muy poco porque obviamente los padres reciben su salario en córdobas y no les alcanza”, mencionó Martínez.

Resaltó que está pasando por dificultades mayores a la que pasan año a año con el pago de impuestos, no obstante no puede darse el lujo de cobrar el precio justo porque no trabajaría. La medida inmediata que al parecer lo mantiene en pie, es calcular cada gasto y a veces trabajar bajo pérdidas.

Detalló que el costo de los repuestos, el mantenimiento, pago a empleados y el combustible, no les permite levantarse. Cabe señalar que hace unos días, Javier firmó un comunicado con el que apoya la disposición del gobierno, dice estar en contra de un posible paro y condenó los actos de violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =

Pin It on Pinterest