Se celebró a Puertas cerradas en la catedral de Juigalpa el 40 aniversario de la Virgen de Cuapa.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
Por primera vez en 40 años, la manifestación de la Virgen María al vidente Bernardo Martínez, no se recordó el viernes 8 de mayo en su santuario y con la presencia de miles de fieles de diferentes puntos del país. En esta oportunidad la celebración se trasladó a la catedral de Juigalpa donde se realizó la solemnidad a puertas cerradas.

La homilía la presidió monseñor Paul Antonio Oporta Rodríguez, administrador de la Diócesis de Juigalpa y junto a la imagen de la Virgen de Cuapa, le agradeció a Jesús por permitirle a María “madre tuya y madre nuestra, visitarnos y traernos tu mensaje de amor como en tu tiempo de pascua”.

Oporta Rodríguez le expresó su aprecio y cariño a los devotos de la Virgen de Cuapa de Nicaragua y el extranjero. “Si hubiese estado normal la situación, hoy (el 8 de mayo) el santuario estuviese bien concurrido y hasta nuestros (obispos) hubiesen presidido esta homilía”.

Desde abril pasado, debido a la crisis sanitaria que vive el país a causa del coronavirus, fue anunciado a través de un comunicado que la festividad masiva se pospuso para el 13 de octubre, fecha en que coincidirá con la visita de la imagen de la Virgen peregrina de Fátima que recorre Nicaragua.

Espera monseñor Paul Antonio, administrador Diócesis de Juigalpa, que atiende las parroquias de Chontales y Río San Juan, que para el 13 de octubre el país “esté bajo control de la pandemia”. Y ya entonces, el Santuario estará abierto para recibir a los miles de peregrinos.

En la homilía recordó, que pastores y laicos están llamados a comunicar el mensaje de Cuapa, en momentos cuando refirió destaca la angustia y clamor no solo por la pandemia del Covid-19, sino por otros males que asechan a la humanidad. No obstante, aseguró “con el poder de Jesús saldremos de esta crisis”, que señaló son muchos los reportes de casos de afectados en los departamentos y hospitales del país.

Monseñor le suplicó a la Virgen de Cuapa su intercesión para que haya una sociedad nicaragüense reconciliada, más unida y decidida a procurar la verdadera paz, desde la práctica y la justicia. Uno de los mensajes que la Virgen le dio a Bernardo Martínez en sus apariciones fue: “hagan la paz, porque si ustedes no la hacen no habrá paz. No vayan a la violencia, no vayan nunca a la violencia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest