Desarrollan programa dedicado a la formación consciente de los alumnos de educación inicial.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Luego de una larga semana de actividades festivas alusivas a la niñez, los aproximadamente 400 infantes inscritos en el Preescolar Caracolitos Negros ahora podrán centrarse aún más en un programa dedicado a formación consciente, es decir aprenderán a comportarse adecuadamente de forma voluntaria.

En más de una ocasión se ha repetido que es en la etapa preescolar donde los pequeños requieren de la mejor alimentación y de proveerles herramientas para discernir, enriquecimiento de valores y enseñarles la importancia de sus deberes o derechos; aunque esa responsabilidad no solo le corresponde a los docentes.

De acuerdo a profesora Ana María Centeno, directora de El Caracolitos Negros, por ser el primer acercamiento de los infantes a la escolaridad, se encuentran con incontables retos al querer encaminarlos, más cuando los padres permiten que sus hijos hagan lo que quieran a su gusto y su antojo o incluso los manipulen.

“Por naturaleza la escuela está diseñada para forjar la disciplina y si no tenemos el apoyo de los padres de familia, el resultado son niños irrespetuosos, violentos, con problemas para convivir con los demás compañeros, en fin, son consecuencias graves”, explica Centeno.

La funcionaria insistió en que toda la comunidad debería involucrarse en este trabajo formativo y alega, que solo están cambiando de metodología no ignorando la importancia de la disciplina escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =

Pin It on Pinterest