Comerciante no está dispuesto pagar los aranceles que cobra el comité de fiesta para vender en las calles.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Tanto se ha naturalizado que los comerciantes foráneos invadan las calles céntricas de la ciudad durante los días centrales de la fiesta agostina, que algunos vendedores locales ya no insisten en la necesidad de regularlos; ese es el caso de Luis Jarquín quien afirma que ni siquiera se moverá de su tramo en esos días.

Confiado en la fidelidad de sus clientes habituales, menciona que este año no se moverá al centro de la calle cercana al parque donde también se ubican algunos comerciantes de la zona céntrica, pues además que considera que es una tarea tediosa mover la mercadería y hasta contratar a un vigilante, deben pagar entre 5 mil y 6 mil córdobas al comité.

“Ya escuchamos comentarios que sí tendremos la presencia de vendedores foráneos y la verdad es que yo al menos, dejé de insistir en su regulación porque entiendo que la ciudad se beneficia con el cobro que les hacen, como son comerciantes fuertes pagan sin dificultad 10 mil o 15 córdobas”, mencionó Jarquín.

Una similar opinión tiene del cobro que se les harán a unos 5 comerciantes que se ubican en los corredores del parque y que ocuparán una de las calles, en ese sentido alegó que no todos tienen cómo pagar y la competencia en injusta contra los foráneos que sin capaces de comprar gran cantidad de mercadería y luego venderla a bajos costos.

“En años anteriores una semana antes del hípico renovamos mercadería, pero con esta difícil situación económico desde ahorita estoy trayendo productos y así voy a ir, poco a poco invirtiendo lo poco que uno va ganando. Las exceptivas son altas porque esta es considerada la temporada más importante del año en cuando a comercio”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 15 =

Pin It on Pinterest