Comerciantes del parque se quejan de la competencia desleal que provocan vendedores foráneos.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-chontales.
Pese a que la llamada fiesta patronal organizada por las autoridades municipales no estimuló las ventas. El comerciante Luis Jarquín, espera que la situación sea distinta desde el jueves hasta el domingo 16 de septiembre, ya que hay programadas un sinnúmero de actividades culturales, recreativas y taurinas.

Jarquín, igual que otros dueños de negocios de Juigalpa ubicados en la parte céntrica de la ciudad, se queja de la competencia desleal que hacen los comerciantes foráneos quienes ofrecen ropa, calzado y otros artículos de muy baja calidad a precios rebajados.

“Todos tenemos derecho a trabajar, pero en honor a la verdad la competencia aquí (en Juigalpa) es dura con los comerciantes locales, ahora imagínate con los vendedores foráneos que llegan a la ciudad procedentes de Managua en temporadas festivas”, señaló Jarquín.

Es del criterio Luis Jarquín, que los comités organizadores de la fiesta patronal de Juigalpa y de las actividades patrias, deberían priorizar en los lugares de mayor concentración de personas a los comerciantes locales y a los foráneos en un sitio retirado del centro de la ciudad.

Don Fernando Carballo, dueño de un negocio donde vende vestuario, zapatos, chinelas y ropa interior, tiene la fé en Dios que las ventas pueden experimentar un pequeño aumento, debido a que los padres de familias le compran a sus hijos los uniformes escolares para el desfile del 14 de septiembre.

Confirmó este comerciante, que está dispuesto a darle la batalla a los foráneos que ya se instalaron en calles y aceras de Juigalpa. Por eso, compró un sonido para informarle a la población las distintas promociones que tiene en vestuario, zapatos, calcetines, chinelas y perfumen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 1 =

Pin It on Pinterest