Programa ambiental del Zoológico de Juigalpa atiende a jóvenes universitarios.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Aunque están enfrentando algunas dificultades producto de las obras del Alcantarillado Sanitario, eso no ha frenado el interés por mejorar la calidad de vida de la diversidad de especies de animales que forman parte del Zoológico Tomás Belth, las actividades involucran a estudiantes universitarios.

Inicialmente la idea era trabajar solo con alumnos de primaria, pero según cuenta Mauricio Espinoza, responsable de educación ambiental, la posibilidad de trabajar con jóvenes de cuarto y quinto año de zootécnica o médico veterinarios (provenientes de una universidad local y una de la capital), ellos programan visitas de una a 2 veces por semana.

“Desde siempre el objetivo del zoológico ha sido proteger las distintas especies por encima de la exhibición, garantizarle un ambiente adecuado; un animal normalmente no muere por enfermedades, sino por estrés, entonces la función de estas visitas es analizar la peculiaridad de la fauna, reducir ese estrés y mejorar la forma de alimentarlos”, relató Espinoza.

Ya han tenido varias sesiones de trabajo en las que se imparten charlas acerca de enriquecimiento ambiental y también se realizan prácticas. Citó como ejemplo la modificación o equipamiento de jaulas donde se encuentran aves, colocaron a modo de juegos algunas escaleras y columpios que ayudan a desestresarlas o encontrar la comida como si estuviesen al aire libre.

Dejó claro que en ningún momento se trata de experimentar con las más de 700 especies que albergan, al contrario, la interacción es supervisada y con sumo cuidado. De igual manera explica que el intento de acercamiento con alumnos de primaria sigue en el plan para este 2019, solo que irán poco a poco para obtener excelentes resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 13 =

Pin It on Pinterest