Certificarán a jóvenes con discapacidad en diversos oficios.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Con casi 2 años de trabajo, la Fundación Cristiana Comunitaria para Personas con Discapacidad “RUACH”, está cosechando éxitos a gran velocidad, así lo confirman las coordinaciones con el Inatec y Tecnológico Agropecuario.

La licenciada Ana Alicia Murillo, dirigente de la Fundación, explicó que en unas semanas los 12 jóvenes y adultos con discapacidad (quienes asisten a los talleres), serán parte de cursos técnicos impartidos y certificados por el Inatec, un logro que también beneficiará a los padres de familias y al personal de RUACH.

Esta fundación nació en agosto de 2016 con el objetivo de atender a personas con discapacidad intelectual mayores de 18 años, sector que no suele tener espacios de formación en otras organizaciones. Fue así cómo inició a funcionar una Casa-Hogar y un Taller, donde los asistentes aprendieron a elaborar piñatas.

“Todo el personal estamos capacitados para tratar a personas con discapacidad, pero carecemos de conocimientos en pastelería, computación u otros oficios que les serviría a los muchachos. He ahí nuestro interés por capacitarnos primero, además, certificadas y con los conocimientos, podemos expandir la fundación o darle continuidad”, añade Murillo.

Dijo emocionada que este proyecto les servirá de mucho y desde ya ha despertado la alegría. Asimismo contó que en los próximos días esperan visitar a 6 jóvenes para integrarlos a los talleres, ya que una de las metas es captar a 24 en lo que resta del 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 4 =

Pin It on Pinterest