Pequeños empresarios solicitan trato especial en la próxima reforma al Seguro Social.

Aunque casi nunca lo han tenido por muchas veces que lo han pedido, las micros, pequeñas y medianas empresas quieren un trato especial en la próxima reforma al Seguro Social.

Esta vez aseguran que no tienen la capacidad económica para soportar un aumento de 3.5 puntos porcentuales en la tasa patronal, el cual el Gobierno estaría analizando para salvar de la quiebra al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

De lo contrario, el sector que representa el 87 por ciento del soporte empresarial del INSS augura más informalidad empresarial, incluso muerte de algunas de ellas. Leonardo Torres, presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), dijo que no pueden dar más de dos puntos porcentuales, sobre todo las micro y pequeñas empresas.

Actualmente las empresas contribuyen con el 19 por ciento, luego que el Gobierno en 2014 les aplicará un aumento gradual de tres puntos porcentuales. Ahora se analiza subirles hasta el 22.5 por ciento la tasa patronal. “El incremento jamás puede ser arriba de 2 por ciento. El planteamiento de nosotros es que sea diferenciado para nuestra región en cuanto al aporte de la patronal, que vez del 3.25 (puntos porcentuales) sea menos”, afirmó Torres.

Esa es parte de la propuesta que han venido estudiando los representantes de los sectores que aglutina Conimipyme, la que contempla que el tratamiento especial para las Mipymes sea por un tiempo determinado, de entre 5 y 7, o hasta diez años, mientras logran formalizarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − doce =

Pin It on Pinterest