Pese a las limitaciones financieras. CDI Sagrada Familia mantiene sus puertas abiertas.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Con ciertas dificultades pero con la misma responsabilidad de siempre, el Centro de Desarrollo Infantil Sagrada Familia, atiende a más de 100 niños de distintos barrios periféricos de la ciudad, ahí los pequeños reciben cuidos, educación y alimentación.

Aunque reciben ayuda por parte de dos instituciones gubernamentales, hay bastantes carencias en la infraestructura que limitan las condiciones de vida (por ejemplo el esparcimiento de los infantes). Por eso están a la espera de personas solidarias que ayuden a rehabilitar el centro.

“Nos son cambios urgentes, pero sí debemos premeditarlos porque son daños que surgen poco a poco: el zinc por ejemplo está deteriorado, queríamos construir un muro al fondo pues ahí pasa cerca el cauce, el anterior alcalde dijo que iba a cambiar los juegos pero no se logró”, expuso la directora del Centro, licenciada Anielka Urbina.

En medio de las carencias, el lugar luce festivo y en color azul y blanco; Urbina agrega que han elaborado actividades para acercarlos al origen de las efemérides patrias, ya les enseñan a entonar el himno nacional y traban en pro de prepararlos para la vida escolar en otros centros de formación.

“Como pasan la mayor parte del día con las 4 docentes con las que contamos, priorizamos abordar con ellos normas de convivencia, valores humanos y las bases de la siguiente etapa: educación primaria. Gracias a Dios los padres confían en nosotros y eso nos permite estar más comprometidos”, apuntó.

La directora del Centro de Desarrollo Infantil Sagrada Familia, concluyó la entrevista contando que han perdido de la matrícula a 12 niños y tras los escenarios de inseguridad, los padres de familia de los que quedaron no tienen temores de seguirlos dejando a su cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =

Pin It on Pinterest