Aduana les retuvo papel y tinta a La Prensa y El Nuevo Diario.

El diario La Prensa anunció que dejará de circular, a partir de hoy lunes, con sus páginas a colores, debido a que el Gobierno les mantiene retenido papel, tinta y otras materias primas, con lo que amenaza la circulación de ese periódico y del diario Hoy. La Prensa, fundada un 2 de marzo de 1926, también reducirá sus páginas para “ahorrar papel y tinta”, dijo a Efe el gerente de producción de ese rotativo, Álvaro Rivera.

Rivera indicó que a partir de hoy lunes el nuevo formato de La Prensa y el diario Hoy serán de un 70 por ciento de sus páginas a colores y un 30 por ciento en blanco y negro. El Grupo Editorial La Prensa ha advertido que sus periódicos La Prensa y el Hoy podrían dejar de imprimirse por falta de papel y otros insumos indispensables para su impresión, debido a la decisión de la Dirección General de Aduanas de mantener retenida sus materias primas, aparentemente sin motivo alguno.

El presidente y director de La Prensa, Jaime Chamorro Cardenal, ha dicho que todos los trámites legales para el desaduanaje del papel y los demás insumos han sido cumplidos correctamente, “pero las autoridades no los quieren entregar”. “No nos dicen nada (en Aduanas). Ese es el problema. No nos dicen por qué (no entregan los insumos)”, remarcó Rivera, para quien esa situación se debe a la “represión” que están sufriendo los medios de comunicación independientes del país.

Mientras la Dirección General de Aduanas (DGA) le retuvo hace una semana un cargamento de papel periódico importado por El Nuevo Diario, y desde el 6 de septiembre de 2018 tiene retenida en la Aduana tinta y otras materias primas necesarias para la impresión de este periódico.

Arnulfo Somarriba, gerente general de ND Medios, el grupo que publica los periódicos El Nuevo Diario, Q’Hubo y Metro, informó que las retenciones de importaciones ejecutadas por la DGA han afectado la circulación de las versiones impresas de estos medios de comunicación. El periódico Q’Hubo dejó de circular en diciembre pasado, por esa causa; El Nuevo Diario optó por circular solo cinco días por semana, en vez de siete; y el Metro redujo su cantidad de páginas. Estas medidas han sido tomadas para ahorrar papel y otras materias primas.

“Hemos sometido tres cartas y tenemos el recibido de la DGA, hemos seguido insistiendo que nos den una respuesta de por qué no podemos retirar nuestra materia prima que está debidamente nacionalizada y por la que ya pagamos nuestros impuestos”, explicó Somarriba. Douglas Carcache, subdirector de este grupo de medios nicaragüenses, afirmó que la retención de las materias primas es una violación a la libertad de prensa y al derecho de los ciudadanos a recibir información, lo que la Constitución de la República garantiza con claridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − tres =

Pin It on Pinterest