Soñadores iniciaron huelga de hambre.

Diez activistas y “soñadores” comenzaron desde ayer una huelga de hambre para reclamar una ley que proteja a estos indocumentados y la reinstalación del Estatus de Protección Temporal (TPS), suspendido por el Gobierno a varios países.

“No es solamente una lucha por la aprobación de la Dream Act antes de fin de año, sino contra un gobierno racista que persigue a los inmigrantes”, declaró el pastor salvadoreño José Landaverde.

La protesta apunta en particular al representante republicano por el estado de Illinois, Peter Roskam, a quien acusan de ser un seguidor incondicional de las políticas antimigrantes del presidente Donald Trump.

“Roskam es el único republicano del estado que se rehúsa a apoyar la Dream Act”, se lamentó Landaverde, quien reclamó al legislador un diálogo para ver si logran hacerlo cambiar de opinión.

La huelga de hambre consistirá en ingerir solamente líquidos por el tiempo que resistan, precisó Landaverde, quien encabeza la protesta en la Misión Fe, Vida y Esperanza de la ciudad de West Chicago, en el condado DuPage. “Aunque acabemos en el hospital, estaremos exigiendo que los políticos pongan fin a la destrucción de nuestras comunidades”, agregó el religioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − dos =

Pin It on Pinterest