Motivan a los líderes católicos a seguir firmes en la fe.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Aunque las actividades de reunión o conglomeración en las iglesias católicas y algunas cristianas evangélicas, siguen suspendidas; los líderes han invitado a seguir firmes en la fe. Edward Castellón, por ejemplo, desde su religiosidad de laico invitó a vivir intensamente este nuevo tiempo litúrgico que nos trajo la Pascua.

Para Edward Castellón, vivir la Pascua significa primero haber pasado por la cruz, como los hebreos pasaron por el Mar Rojo; el rostro y el cuerpo de Cristo glorioso marcado por las cicatrices. No se puede llegar a la Pascua, sin dar antes los pasos previos; “no se puede llegar a la Pascua sin romperse, como la losa del sepulcro, sin conseguir primero un despojo total y una entrega sin reservas”, explica.

Detalla además, que con la Pascua inicia un periodo conocido como Tiempo Pascual, que dura cincuenta días y que finaliza el Domingo de Pentecostés. Según las Sagradas Escrituras, con la Pascua Dios da a los cristianos la esperanza por la resurrección y por una nueva forma de vida, representada en el regreso de Cristo de entre los muertos.

“En la iglesia tenemos algunos símbolos propios para este tiempo como las flores y la luz, pero en lo personal se remarca en alegría y en el reto de anunciar a un Dios vivo. Estamos llamados a ser conscientes del reto que mantenemos con las generaciones, esa alegría debe seguir manteniéndose, al igual que el deseo de predicar el evangelio o llevar esperanza a quienes no la tienen”, añade.

A criterio de este laico, todos estamos llamados a la vida espiritual y para eso se nos dio dones, hay que identificar el llamado y tener siempre ojos de fe, atentos a la evolución continua de la iglesia y así entender el milagro de amor que queda evidenciado durante La Cuaresma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest