Motivan a agricultores sacar al mercado productos primarios.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Consolidar la promoción de un buen aprovechamiento de la temporada de cosecha, es lo que buscan estudiantes formados para darle valor agregado a los productos cosechados en la región, advirtiendo que en la localidad hay potencial pero falta de creatividad, por lo que las nuevas generaciones tienen un gran reto en la economía local.

De acuerdo al licenciado Arguello, con una vasta experiencia en el proceso agroindustrial, los agricultores locales suelen sacar al mercado productos primarios, pero como parte del desarrollo rural que fomentan, se ha pensado fuertemente en el valor agregado, porque la agricultura necesita evolucionar.

Cita como ejemplo las frutas y hortalizas, un rubro poco explotado en el sector, advirtiendo que si los pequeños agricultores la incorporaran, no se quejarían de los problemas que conlleva sembrar granos básicos; no necesitarían desforestar con fines agrícolas porque los cultivos de piña, pitahaya, entre otros, son versátiles.

Entre los productos secundarios se destaca las mermeladas, que es lo visible, pues los desechos pueden ser empleados en alimentación de cerdos o elaboración de abonos ecológicos para ser usado en los siguientes cultivos, además hay una variedad de frutas que se pueden cultivar sin exceso de agua, es decir resistirían en las zonas secas.

Finalizó explicando que también estos productos tienen demanda en la elaboración de medicinas naturales, por lo que este invierno los agricultores deberían pensar seriamente en comenzar a reinventarse, no cambiar de oficio sino aprender nuevas formas de cosechar la tierra, pues al fin y al cabo los procesos agrícolas son una de las principales actividades económicas de la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =

Pin It on Pinterest