Delegados de la palabra preparan informe del trabajo realizado en 2019.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Cuapa-Chontales.
Es en los puntos rurales el reto se redobla cuando se trata de fortalecer las pastorales y la fe de sus miembros, así lo menciona Juvencio Marín García, uno de los coordinadores de al menos 5 comunidades de San Francisco de Cuapa. Al igual que el resto en la Diócesis están preparándose para dar el informe anual.

Según cuenta este 4 de diciembre, ellos y el resto de coordinadores comarcales harán la evaluación final y coordinarán detalles para el plan parroquial del 2020, aunque de forma general compartió que desde la Asamblea se acordó la peregrinación de la imagen de la virgen a cada comarca, de igual manera calendarizarán los días que a cada grupo le corresponderá visitar a la Madre de Dios en su santuario.

“Este año estuvimos muy activos, se llevaron a cabo encuentros con las diferentes zonas, participamos de la reciente jornada de evangelización y hasta estamos cubriendo una nueva comunidad: El Melero, antes atendida por San Diego-Juigalpa, sin embargo con nuestro párroco ya lo estamos atendiendo, las pastorales se están organizando y esperamos integrarlo rápidamente”, añade.

Agrega que tienen unos 8 delegados de la palabra, dos de ellos se encuentran en El Tule, se enorgullecen de estar pendientes de hacer ver la importancia de los sacramentos y ser parte de algunos grupos organizados como la Pastoral Social.

“No por ser un punto rural significa que tenemos menos responsabilidades, al contrario considero que estamos llamados a esforzarnos mucho, organizarnos y perseverar en la fe. Uno de los temas pendientes es involucrar a los jóvenes pero no desistiremos de llevar la palabra de Dios, de hablarles de la misericordia del Padre y el amor maternal de María”, apuntó el líder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =

Pin It on Pinterest