Simpatizantes del Partido de los Trabajadores inscribieron la candidatura presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva.

El Partido de los Trabajadores (PT) inscribió este miércoles la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva para las elecciones presidenciales de Brasil, pero deberá esperar por la Justicia, que puede vetarlo por su condición de condenado y preso por corrupción.

En el trámite realizado en el Tribunal Superior Electoral, el PT también registró como compañero de fórmula de Lula al ex ministro de Educación Fernando Haddad, quien sería el candidato a presidente si, por su situación legal, el ex mandatario no pudiera participar en las elecciones que se celebrarán el próximo 7 de octubre.

En los alrededores de la corte se movilizaron miles de personas que exigieron la libertad de Lula, preso desde el pasado 7 de abril, así como que su candidatura sea aceptada, pese a normas que impiden postular para cualquier cargo electivo a una persona con sentencia confirmada en segunda instancia, como es su caso.

“Llegamos hasta aquí a pesar del golpe”, dijo en una rueda de prensa antes del registro la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, en alusión a la destitución en 2016 de la entonces mandataria Dilma Rousseff, un proceso sobre el cual insistió en que fue el “primer paso para intentar evitar” que Lula pueda volver al poder.

La candidatura de Lula fue inscrita por la coalición “El pueblo feliz de nuevo”, que encabeza el Partido de los Trabajadores y también integran los partidos Comunista do Brasil, Causa Operaria (PCO) y Republicano del Orden Social (PROS). Haddad, ya oficializado en la fórmula, dijo que el PT insistirá en que Lula participe en los debates entre candidatos previstos hasta las elecciones o que al menos sea invitado un representante, lo cual la Justicia ha negado por su condición de presidiario.

Aun así, Haddad sostuvo que “Lula tiene los mismos derechos de todo candidato” y “no renunciará a ellos”, por lo que el partido hará una nueva “ofensiva” ante los tribunales. El ex mandatario continúa preso en una celda adaptada para él en la sede de la Policía Federal de Curitiba, unos 1,500 kilómetros al sur de Brasilia, donde se registró su candidatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =

Pin It on Pinterest