Lluvias son fruto del mal uso de los recursos naturales, afirma ambientalista.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Las afectaciones a causa de las intensas lluvias que ya colocan en alerta roja a varios departamentos del país, no es una novedad según el análisis del ingeniero Bayardo Saúl Vargas, quien afirma que desde hace años los expertos han alertado sobre los daños a gran escala que puede provocar la mal gestión de los recursos naturales.

De acuerdo a Vargas, año a año los efectos serán más letales porque no estamos haciendo nada para frenar la ola de destrucción a los recursos naturales, podrá en las siguientes temporadas lluviosas caer la misma cantidad de agua, pero encontrará los suelos más debilitados, familias empobrecidas y menos vegetación que apacigüe la fuerza de las precipitaciones.

“Estos fenómenos se siente más en la medida que haya menos uso racional de los recursos medioambientales; si analizamos, el impacto de las lluvias en esta temporada de invierno, es mayor en Nicaragua que en Costa Rica o en otros países. Eso se traduce en irresponsabilidad, hemos sido irresponsables al explotar los recursos como si no hubiese mañana”, alegó.

Insistió que nunca es tarde para conseguir cambios y aunque la mayoría de malas gestiones provienen desde el gobierno central o empresa privada, quienes colocan otros proyectos por encima del bienestar ambiental, la población es la que tiene el principal reto. Cree que el primer paso es detenerse, observar y analizar qué estamos haciendo a favor de nuestra casa.

“Con la dicha que tenemos de contar con el Lago de Nicaragua, es para tener el granero más grande de Centroamérica, con el privilegio de poseer reservas naturales importantísimas es para que no estuviéramos sufriendo por el clima, pero qué pasa: toneladas de basura llevan al Mayales y luego al lago, mientras las reservas sufren la consecuencias de la ambición humana”, agregó Vargas.

Argumentó que a plena luz del día continúan recorriendo las carreteras camiones cargados de madera preciosa y nosotros no hacemos nada, ni siquiera ahorrar energía, clasificar los desechos o reutilizar, pero sí nos quejamos del clima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − cuatro =

Pin It on Pinterest