Frenan contaminación en la comunidad Rancho Gilma.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Mucha preocupación ha despertado entre los miembros de la Sub Cuenca del Rio Mayales, actividades relacionadas con operaciones de contaminación registradas en la comarca El Quebrantadero, sector aledaño al lugar conocido como Rancho Gilma-Juigalpa.

De acuerdo a las declaraciones de la licenciada Aydalina Berroterán, presidenta de la Sub Cuenca, desde noviembre 2017 se enteraron y confirmaron que en dicho sector, llevaban camiones llenos de broza provenientes de las minas de la Libertad, acción que causa eminente daño a los recursos hídricos.

“Como organización no tenemos la autoridad de frenar este tipo de acciones, en estos casos lo que hacemos en acompañar y estar pendientes. Con respecto a lo sucedido en Rancho Gilma, lo primero que hicimos fue recurrir a Marena, quienes de inmediato frenaron los daños”, contó Berroterán.

Afirma esta dirigente que el peligro es latente, pero le alegra que las autoridades competentes se estén preocupando por la protección del medio ambiente. Incluso mencionó, que de parte de la Unidad Ambiental de la alcaldía de Juigalpa, ha recibido una invitación para dar acompañamiento técnico.

De acuerdo a la carta extendida por el responsable de la Unidad Ambiental, licenciado Evelio López Martínez, la actividad en el rancho Gilma incluye el movimiento de tierra y relavado de broza, “lo que se convierte en una situación de riesgo peligrosa para las fuentes de agua y el ambiente en general”.

Berroterán llamó a la empresa privada, a preocuparse por crear acciones que disminuyan los daños al ambiente, no por obligación, sino como parte de la misión o visión del negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + once =

Pin It on Pinterest