Fiesta de Juigalpa terminó sin víctimas que lamentar.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
Luego de cinco días de actividades taurinas, finalizó la fiesta de Juigalpa en honor a la Virgen de la Asunción y este año dejó resultados alentadores, por ejemplo, no hubo personas fallecidas en ninguno de los escenarios que eran parte de la actividad.

El recorrido de la gigantona fue muy concurrido, mientras las entradas al Palco de la barrera municipal fueron aceptables, aunque cada jugada de toro fue bastante lenta y la lluvia del 17 de agosto no representó un obstáculo para los amantes de las tardes taurinas.

Los comerciantes fueron los que no cumplieron sus proyecciones de ventas y a pesar de su instalación desde los primeros días de agosto, la falta de circulante no dinamizó su actividad y algunos de los foráneos no les quedó otra alternativa de rebajarle a su mercadería y ni eso les permitió llegar al menos al 40%.

“Yo vine a Juigalpa como todos los años ilusionado, pero en esta ocasión no vendí lo que me había trazado. No creo que la gran competencia fue el principal obstáculo, me atrevo a decir que fue la situación económica del país que frustró las proyecciones a la mayoría de los vendedores”, declaró un comerciante que preservó su identidad.

La fiesta de Juigalpa se desarrolló del 14 al 18 de agosto, sin embargo, previo al evento central se realizaron actividades que no marcaron una tendencia relacionada al comercio y algunos vaticinaban que el evento iba a generar gran movimiento de personas, con poca incidencia en las ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 8 =

Pin It on Pinterest